La UNA repudia la represión por parte de las Fuerzas de Seguridad

La UNA repudia la represión por parte de las Fuerzas de Seguridad
La Universidad Nacional de las Artes repudia enérgicamente la represión realizada por las Fuerzas de Seguridad contra la población que se manifestó el 14 de diciembre frente al Congreso de la Nación, de la cual participaron docentes, nodocentes, estudiantes y autoridades de la UNA.

La masiva movilización fue realizada en repudio al tratamiento de las reformas previsional y fiscal, proyectos de ley que atentan contra derechos adquiridos e implican un recorte presupuestario que afectará a los sectores más vulnerables de la sociedad como jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, veteranos de Malvinas y otras pensiones no contributivas.

Durante la represión llevada adelante por Gendarmería Nacional, trabajadores nodocentes de la UNA, entre ellos una Consejera Superior, fueron impactados por balas de goma y gases lacrimógenos. Asimismo, una estudiante del Departamento de Artes Audiovisuales fue apresada violenta y arbitrariamente en lo que pareció ser una cacería de la gendarmería sobre la población civil y aun se encuentra detenida en el edificio Centinela.

La violencia que ejercen los cuerpos armados del Estado sobre los ciudadanos debe ser comprendida en el marco de una decisión política. Se manifestó también en la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, el asesinato de Rafael Nahuel, las detenciones por razones políticas y la violación reiterada de la autonomía de las universidades nacionales.

La UNA, Universidad pública, inclusiva y democrática, repudia firmemente la violencia institucional y se solidariza con la población agredida en el marco de lo que constituye un factor esencial de nuestra democracia: el derecho a la protesta social. La represión para abordar los conflictos sociales es un ataque a los derechos humanos y debilita el Estado de Derecho.

Exigimos la inmediata libertad de todas y todos los detenidos.