Mesa Transfeminismo. Estética, violencia y geopolítica en la UNA

con Sayak Valencia y Sandra Torlucci

Mesa Transfeminismo. Estética, violencia y geopolítica en la UNA
El miércoles 3 de octubre se llevó a cabo la mesa sobre Transfeminismo. Estética, violencia y geopolítica, en la sede Mitre de la UNA. La mesa organizada por las Secretarías de Extensión Cultural y Bienestar Estudiantil y, de Desarrollo y Vinculación Institucional, contó con la presencia de Sayak Valencia y la rectora Sandra Torlucci.
Ante un atento auditorio, Sayak Valencia comenzó su presentación haciendo una genealogía del Transfeminismo que situó en tres vertientes: el feminismo afroamericano y las luchas poscoloniales; los movimientos de la desidencia sexual y el queer que, en un desplazamiento geopolítico y epistémico, Valencia propone reemplazar con el término cuir; el movimiento trans y los pro-puta (colectivos que luchan por el reconocimiento del trabajo sexual) y todas las minorías en lucha contra la precarización laboral. Luego de esta introducción, la charla se centró en la relación entre estética política y violencia. Específicamente, en la apropiación que hace el neoliberalismo del régimen estético para controlar las imágenes, o utilizarlas en pos de contenidos reaccionarios. También planteó su tema más reciente de investigación el “régimen life” al que define como la suplantación de la realidad a través de incentivos visuales.

Por su parte, Sandra Torlucci, rectora de la UNA, retomó algunos conceptos expuestos por Sayak. En su presentación sostuvo que el arte, el feminismo y sobre todo las disidencias, dan una batalla contra las jerarquizaciones y contra toda forma de sometimiento. Asimismo sostuvo que los regímenes ético y estético, pueden hacernos caer en trampas; desde esta lectura el único de los regímenes que no se cristaliza es el de la producción de afectos y es patrimonio del feminismo, del anti capitalismo. Planteó también que lo femenino, lo artístico y lo político no se pueden desencontrar y deben trabajar conjuntamente. Y concluyó “el régimen sensible junto con el régimen afectivo y el artístico, tienen que lograr cambiar una historia de 25 siglos de coloniaje”.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Cerrar Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación y de terceros derivadas de su uso en nuestra web, de medios sociales, así como para mejorar la usabilidad y temática de la misma con Google Analytics.
Los datos personales NO son consultados. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.